viernes, 23 de noviembre de 2007

A vista de pájaro...




Un día, curioseando por la biblioteca de Elisava, encontré un libro maravilloso en la sección de fotografía. "La Terra desde el cel" del francés Yann Arthus-Bertrand (1946). Es uno de los mejores profesionales de la fotografía aérea oblicua. Ha obtenido más de 100.000 fotos en 76 países diferentes, a lo largo de unas 3.000 horas de vuelo en helicóptero.
Sus fotografías te hacen viajar imaginariamente desde la naturaleza más salvaje e intacta a los lugares más intervenidos, siempre desde una vista privilegiada e inusual a nuestra percepción cotidiana.

Realmente merece la pena ver sus fotografías con detenimiento y disfrutar de cada una. El momento es perfecto si se acompaña con un poco de música de Rick Wakeman (un poco rápida) o mejor y más relajante de Omar Faruk. ;) ¡Qué felicidad! :D
























En la página web de La Tierra desde el Cielo, que recomiendo especialmente, se pueden encontrar las fotografías ordenadas por países, además de una descripción del lugar y la posibilidad de descargarlas en 1024x768 px.
Siento una gran admiración y cierta envidia de este fotográfo que ha podido tener los medios y la voluntad para viajar tanto y descubrir toda esa belleza.
Además en su página web se pueden encontrar otras series también muy bellas de personas francesas, de caballos y de animales de granja con sus dueños.

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Willy Mason

Willy Mason - Oxigen
Cantautor estadounidense de 23 añetes (com jo!), tiene una voz super chula, a mi me encantan todas sus canciones.



Willy Mason - Live It Up

Lo primero es lo primero.

The First Things First Manifesto (1964).

"Reaccionando contra la opulencia de la Gran Bretaña de los años sesenta, este manifiesto buscaba radicalizar el diseño, que se había vuelto vago y acrítico. A partir de las ideas de la Teoría crítica y la Escuela de Fráncfort, así como las de la contracultura de la época, afirmaba que el diseño no es un proceso neutral, carente de valor. Atacaba a la cultura consumista que sólo se interesaba por comprar y vender cosas, y reivindicaba la dimensión humanista del diseño gráfico. Fue puesto al día por un nuevo grupo de diseñadores en el año 2000." -Wikipedia-

A partir de este manifiesto que nos enseñó Raquel Pelta (una gran profe), debatimos mucho en clase, nos ayudó a aclarar nuestras ideas y proyecciones, así que le tengo un especial cariño. Aunque en mi opinión es algo idealista. Es evidente que a la mayoría de personas les gustaría trabajar en algo "bueno" pero lo cierto es que a veces no queda mucha más opción que ganarse la vida de otras formas. Aunque la verdad, como dijo
R. Buckminster Fuller:
"Si usted quiere ser diseñador tendrá que decicir qué le interesa más: hacer cosas que tengan sentido o hacer dinero."

Y de todas formas como en la actualidad es bastante complicado hacerse rico con el diseño, mejor hacer cosas que tengan sentido, ¿no?.

"Nosotros, los abajofirmantes, somos diseñadores gráficos, directores de arte y comunicadores visuales que hemos sido educados en un mundo en el que se nos ha hecho creer que la publicidad y sus técnicas representan la más lucrativa, efectiva y más deseable manera de usar nuestro talento. Muchos diseñadores, profesores y maestros promueven esta creencia; el mercado lo premia; cantidad de libros y publicaciones lo refuerzan.

Empujados en esta dirección, los diseñadores aplican sus aptitudes y su imaginación para vender galletas para perros, café para diseñadores, diamantes, detergentes, gel para el cabello, cigarrillos, tarjetas de crédito, zapatillas deportivas, cremas tonificantes para el trasero, cerveza light y vehículos todoterreno. El trabajo comercial siempre ha pagado las facturas, pero muchos diseñadores gráficos han permitido que parezca, de alguna manera, que éso es lo que hacen los diseñadores. Ésto, en consecuencia, se convierte en cómo el mundo percibe el diseño. El tiempo y la energía de la profesión se utiliza construyendo la demanda de objetos que en el mejor de los casos son innecesarios.

Muchos de nosotros nos sentimos incómodos con esta visión del diseño. Los diseñadores que dedican su esfuerzo principalmente a la publicidad, al márketing
y al desarrollo de marcas son defensores, e implícitamente aprueban, un entorno mental tan saturado de mensajes comerciales que está afectando a la manera misma en que los consumidores hablan, piensan, sienten, responden e interactúan. De alguna manera estamos todos colaborando en la redacción de un código de discurso público muy dañino imposible de cuantificar.

Hay objetivos que merecen más la pena en los que aplicar nuestros conocimientos de resolución de problemas. Esta crisis medioambiental, social y cultural sin precedentes merece nuestra atención. Muchas intervenciones culturales, campañas de márketing social, libros, revistas, exposiciones, herramientas educativas, programas de Televisión, películas, causas solidarias y otros proyectos de información visual requieren urgentemente nuestra experiencia y nuestra ayuda.

Proponemos un giro de prioridades en favor de una forma de comunicar más útil, duradera y democrática – una mentalidad más alejada del márketing y hacia la búsqueda y producción de un nuevo tipo de significados. El margen de debate
se está reduciendo; debe crecer. Nadie responde al consumismo; éste debe ser desafiado por otras perspectivas expresadas, en parte, a través del lenguaje visual y de los recursos del diseño.

En 1964, 22 profesionales de la comunicación visual firmaron el manifiesto original para dar un uso más responsable a nuestro talento. Con la explosión de la cultura global de la comunicación, su mensaje es hoy más urgente. Hoy, renovamos
su manifiesto con la esperanza de que no pasen muchas décadas antes
de que se haga realidad.

Jonathan Barnbrook / Nick Bell / Andrew Blauvelt / Hans Bockting / Irma Boom / Sheila Levrant de Bretteville / Max Bruinsma / Siân Cook / Linda van Deursen / Chris Dixon / William Drenttel / Gert Dumbar / Simon Esterson / Vince Frost / Ken Garland / Milton Glaser / Jessica Helfand / Steven Heller / Andrew Howard / Tibor Kalman / Jeffery Keedy / Zuzana Licko / Ellen Lupton / Katherine McCoy / Armand Mevis / J. Abbott Miller / Rick Poynor / Lucienne Roberts / Erik Spiekermann / Jan van Toorn / Teal Triggs / Rudy VanderLans / Bob Wilkinson"

lunes, 19 de noviembre de 2007

Qué es el diseño

Ivan Chermayeff

"Cada cierto número de años, o meses –o de días que parecen minutos– me pregunto, -como estoy completamente seguro de que lo hacen la mayoría de los diseñadores–, ¿a qué me dedico cada día?
¿Qué es diseñar? Y sea lo que sea, ¿personal y realmente quiero hacer más de esto? ¿Tiene alguna importancia? ¿Para la sociedad? ¿Para las comunicaciones? Incluso, ¿para los clientes?

Es más sencillo responder a estas preguntas abordándolas tranquilamente, decidiendo lo que no es diseño.

El diseño no es lo que un considerable número de diseñadores piensa que es.

El diseño no es arte.

El diseño no es extremadamente significativo.

El diseño no siempre es mejor que nada.

El diseño es la solución a problemas, reales, importantes o insignificantes.
Los problemas del diseño no son los problemas de los diseñadores, son los problemas del cliente. Por tanto, el diseño debe surgir de una comprensión razonable de estos problemas, sus metas y aspiraciones.

Si las soluciones de diseño no proceden directamente de los problemas a los que se enfrentan, entonces no serán soluciones de diseño sino arbitrarias, y probable y tristemente se inclinarán hacia las tendencias de la moda en tipografía o ilustración. Tales diseños, además, no serán buenos o, dicho de otra manera, no serán diseño. Cuando, hace unos cuantos años, se preguntó a Truman Capote qué pensaba de cómo estaban escritos algunos best seller, respondió: “Eso no es escritura, es mecanografía” Lo mismo puede aplicarse al diseño. Si no hay una respuesta a un problema, no es diseño, es boceto.

Supongo que debería de volver sobre mis pasos y aclarar que “diseño” se refiere a diseño gráfico o a otras áreas de actividad predominantemente orientadas a lo visual. Incluye la carcasa de la máquina de escribir pero no sus “tripas”.

Dado que el diseño se preocupa más de los símbolos que de las estructuras, de la apariencia de las máquinas más que de sus trabajos, de los tipos más que de las palabras, un diseñador implicado puede frustrarse.

Para diseñar un buen símbolo el diseñador debe comprender lo que representará y cuanto más investigue, asumiendo una actitud sumamente escéptica, objetiva e imparcial, probablemente más querrá influir en la estructura, cambiarla para mejor, o renunciar a ella.

Cada problema de cada cliente es diferente y cada cliente es distinto. (Se puede argumentar que todos son iguales pero sería confesar que el diseño es una pérdida de tiempo y dinero). Bajo estas circunstancias la única manera de continuar o de alcanzar un alto nivel de diseño (lo que no es sinónimo de éxito) es mantener un contínuo y firme interés en lo que es el problema. Un viejo adagio dice que una vez que un problema se ha descrito verdaderamente, la solución llega con la descripción.

Aquí yace uno de los problemas fundamentales del diseño como actividad viable. Dicho simplemente: Los problemas de diseño son más interesantes que las soluciones de diseño. Parece más desafiante diseñar un nuevo concepto que diseñar un nuevo concepto que diseñar un anuncio sobre él. Hablando de problemas, visuales o impresos, no hay nada tan gratificante o interesante como tratar con ellos íntimamente. Todo esto, por supuesto, es verdad sólo si los problemas son interesantes. No todos los problemas sobre los que trabajamos o pensamos durante un segundo son interesantes, válidos o valiosos, a menos que sea cuestión de supervivencia.

Creo que es extremadamente importante para los diseñadores que se interesen más por áreas que están fuera de las que les son propias. El diseño es una operación de servicio. Pensar y desarrollar soluciones a los problemas de la gente.

Los diseñadores generalmente no escriben muy bien.

Los diseñadores generalmente no comunican muy bien, aunque la comunicación o una forma de ella, es el trabajo de su vida.

Los diseñadores deberían leer.

Los diseñadores deberían estar al corriente de todo.

Los diseñadores deben ser selectivos.

Los diseñadores deben pensar."

Artículo públicado originalmente en la revista Idea (Japón). Lo he visto en castellano en Adgtext tres (2002).

jueves, 15 de noviembre de 2007

"Hecho a mano"

Cada día la publicidad explora nuevas técnicas y formas de llegar al público.
Gracias a Internet que permite a la gente formar una parte activa dentro de este medio público, crear comunidades, perfiles, etc.; las empresas tienen de este modo una ayuda privilegiada a la hora de hacer sus estudios de mercado, pudiendo así crear clasificaciones de todos nuestros gustos, preferencias, temas que nos interesan...

Lo "hecho a mano" se valora como nunca en un momento de la historia en el que la tecnología es capaz de realizar casi cualquier cosa (por suerte hay cosas que no), siempre que se disponga de suficientes medios económicos.
Desde la década de los 80 y con la introducción del ordenador personal, se ha ido formando un boom de lo tecnológico que ha facilitado muchas cosas y ha permitido grandes adelantos en muchos aspectos, aunque esto también incluya otros costes a otros niveles.
Por otro lado, los seres humanos somos imperfectos, únicos..., llega un punto en que se alcanza una especie de cansancio y saturación de lo "perfecto", lo prefabricado, lo masivo, lo industrial y lo artificial. Se produce así, desde hace unos años, una busqueda de lo artesanal, personal y único otorgando un valor añadido muy importante al producto o mensaje a comunicar.

De este modo el proceso y el medio es en sí mismo igual o más importante que el resultado final. Da la sensación, de este modo, que el tiempo, el trabajo y la mano de obra invertidos dentro de un proceso son de vital importancia -parece que cuanto mayores sean, mejores resultados, aunque no tiene por qué ser así siempre-, en una sociedad que por regla general siempre ha priorizado la eficacia por encima de la eficiencia. Como nos decían en el colegío... "en el equilibrio está la virtud". ;)

He visto esta noche en Silenci? algunos de estos videos y me han sorprendido especialmente. Me ha parecido buena idea hacer una recopilación.

MTN commercial - Stickies



---------------------------------------------------
Sprint flashlight



---------------------------------------------------
UNICEF (Flipbook por una buena causa.)





Creo que genera expectación, consigue comunicar bien el mensaje y dejarlo grabado en la memoria.

---------------------------------------------------
Big Yellow Self Storage



---------------------------------------------------
MTN - Go Fall In Love



---------------------------------------------------
Sony Bravia - Bunnies



---------------------------------------------------
Los vídeos músicales siempre han sido más innovadores (en cuanto a técnicas) que la publicidad, no obstante podemos ver ultimamente una presencia mayor de lo "artesano" dejando más de lado las técnicas en las que sea demasiado evidente la parte digital.

Fujiya & Miyagi - Ankle Injuries



---------------------------------------------------
zZz is playing: Grip



La intención era rodarlo sin cortes y hacerlo una sola vez saliese como saliese. Making of.

---------------------------------------------------
Process Enacted: by Jordan C Greenhalgh



---------------------------------------------------
Shitdisco - OK



---------------------------------------------------
The White Stripes - Fell In Love With A Girl



---------------------------------------------------
The Whitest Boy - Golden Cage

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Opcions

¿Podemos "cambiar" el mundo mediante nuestros hábitos de consumo?
Si tenemos en cuenta que actualmente las grandes multinacionales tienen un poder mayor, en muchos aspectos, que los gobiernos, es mediante el consumo responsable como podemos tener algún tipo de participación en un sistema que al final no resulta ser tan democrático como parece.
(Más información: ¿Quién gobierna Europa?)

Creo que Opcions es una revista imprescindible y realmente interesante que pone a nuestra disposición información muy didáctica, útil y dificil de encontrar.
Las revistas y la web están bajo licencia Creative Commons.
Se editan 4 números al año y el precio de cada uno es de 3€. Completamente asequible.
Yo llevo suscrita desde el n. 9 (ya van por el 23, camino de cumplir los 6 años) y siempre espero con impaciencia el próximo número. Aunque la revista se puede encontrar en .pdf en la página web, pienso que es mejor suscribirse para apoyarles y que puedan continuar editando esta revista cada trimestre.

Aquí teneis una lista de los temas tratados.

Aquí algunos de sus articulos. Todos realmente interesantes.

En fin... "Piensa globalmente, actúa localmente."
Si no sabes cómo, en Opcions, te dan unas cuantas opciones, valga la redundancia. :)

lunes, 12 de noviembre de 2007

Geoff Grandfield

Geoff Grandfield
Nació en Bristol, Inglaterra, en 1961.
Tras graduarse en el Royal College of Art de Londres en 1987, comenzó como freelance con la ilustración.
Actualmente vive y trabaja en Londres y tiene obsesión con las imágenes del "cine negro" que aplica en ilustraciones para periódicos, revistas y libros. Ha ilustrado novelas de Graham Greene, y también novelas de Raymond Chandler para la editorial The Folio Society.

Personalmente me parecen brillantes sus ilustraciones, hablan por sí solas, son delicadamente elegantes y con mucho estilo.

jueves, 8 de noviembre de 2007

Mi nueva página web...

marian cervera
...ya se puede visitar!


Se aceptan comentarios y sugerencias. :)

miércoles, 7 de noviembre de 2007

sábado, 3 de noviembre de 2007

Rachel Brice

En este video aparece Rachel Brice, también componente de las Bellydance Superstars pero de estilo tribal.
La música: Teltar apredum-pentaphone a tribal metamorphosis.



Vi el espectáculo que hicieron en Barcelona, en julio de 2004 en un ambiente muy familiar. Pagué la entrada más barata pero como no fue mucha gente me dejaron sentarme al principio. Jiji. Casi todas eramos mujeres. Siempre se suele pensar que esta es una danza "para" los hombres, pero yo creo que no. A las mujeres nos gusta más, no sabría explicar ciertamente el por qué, pero es así. Quizás por nuestra sensibilidad...
Y ante todo es una danza para tí misma.
Sea como sea, se la recomiendo a todas las mujeres del mundo, no importa estatura, peso, edad...